El Gobierno pide a Puigdemont que “finalice esta farsa que no tiene sentido”

  • La Guardia Civil desactiva el censo universal por internet

  • Los Mossos piden refuerzos por escrito en 233 colegios electorales

  • El TSJC dobla el número de juzgados de guardia en esta jornada

RTVE.es/AGENCIAS

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que “finalice esta farsa que no tiene ningún sentido ni lleva a ningún lado” en referencia al referéndum convocado en Cataluña y suspendido por el Tribunal Constitucional. Ha criticado su empeño en “llevar a cabo un referéndum ilegal, inconstitucional y antidemocrático”.

Sáenz de Santamaría ha instado al Govern y a sus socios que “asuman desde este momento que lo que nunca fue real es ya claramente irrealizable”. La también ministra de la Presidencia y para las Administraciones Públicas se ha pronunciado en estos términos en una comparecencia en el Palacio de La Moncloa.

“Nunca ha tenido sentido discurrir por esa senda de irresponsabilidad y no tiene sentido que continúe”, ha señalado la número dos del Ejecutivo, tras subrayar que los partidarios de la consulta “han usado a niños y personas mayores sin ningún límite“.

Sáenz de Santamaría: Al señor Puigdemont la democracia le viene enorme

“Al señor Puigdemont sencillamente la democracia le viene enorme, nunca la ha entendido”, ha subrayado Sáenz de Santamaría, que ha acusado al president de imponer sus “ambiciones personales y políticas” como “la única ley de Cataluña”.

La vicepresidenta ha defendido asimismo el trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que han actuado “con profesionalidad, de modo proporcional y proporcionado“, ya que el objeto de sus acciones no han sido las personas sino el material electoral y proteger los derechos de todos. “Han cumplido con su obligación democrática”, ha remachado.

Un referéndum “desbaratado”

A primera hora de la mañana, fuentes del Ejecutivo consideraban que el Estado de Derecho había “desbaratado” el referéndum, después de que el Govern haya cambiado las reglas del juego el mismo día de la jornada del 1-O-. Para el Ejecutivo votar en cualquier lugar, con un “censo universal”, sin sobres y con la papeleta de casa “certifica que han liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática“.

Si el 6 y el 7 de septiembre -cuando se aprobaron las leyes de referéndum y de transitoriedad jurídica y fundacional de la república– fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral“, así se pronunciaba el Ejecutivo después de que el portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, anunciara que el Gobierno catalán dispone de un “censo universal” que permitirá a los catalanes votar en cualquier colegio electoral y no en el que tenían inicialmente asignado.

La Generalitat permite votar en cualquier colegio abierto

La Guardia Civil desactiva el censo universal

La Guardia Civil ha desactivado el “censo universal” por internet en sedes electorales del referéndum, según ha confirmado la Benemérita en la red social Twitter. Lo que hace imposible controlar las posibles duplicidades de voto. La Guardia Civil añade que con el censo caído puede votar cualquier persona con independencia de su lugar de residencia. Es decir, nada garantiza que voten solo los catalanes.